Mirá cómo nos ponemos: la denuncia que sacude Argentina

Compartir

Tal vez en nuestro país los nombres de las personas involucradas no nos suenen tan familiar, sin embargo la denuncia sobre la cuál gira toda la historia ha sacudido a la nación Argentina.

A inicios de semana, Thelma Fardín, una actriz argentina, a través de un video que fue presentado durante una conferencia de prensa y acompañada de 50 mujeres del colectivo Actrices Argentinas, denunció al también actor Juan Darthés de violación durante la gira de la serie Patito feo en Nicaragua, programa juvenil de finales de la década pasada, cuando ella tenía 16 años y él 45.

Durante la presentación del video Fardin, que se le ve llorosa, relata su versión de los hechos: “me agarró de la mano y me dijo: ‘Mirá cómo me ponés’, haciéndome sentir su erección. Yo seguía diciendo que no. Me tiró en la cama, me corrió el shorcirto y me empezó a practicar sexo oral”.

En Twitter el hastag #MiráCómoNosPonemos está siendo usado precisamente para denunciar situaciones de acoso y violencia de género.  La frase nace de una expresión que Juan Darthés habría dicho en situaciones totalmente diferentes a otras tres actrices que lo han denunciado por haberlas acosado. Anita Coacci, una actriz que trabajó con Darthés relata que en 1999 él tras tocarla y besarla le dijo: “mirá cómo me ponés”.

El acusado salió a defenderse de las críticas en una entrevista televisiva. “Nunca acosé ni violé a nadie. No sé qué pasó con Thelma. Te puedo asegurar que ella golpeó la puerta de mi habitación porque quería llamar para cambiar la tarjeta. Yo la saqué de la habitación, le dije que estaba loca, que yo era un tipo grande, que ella tenía novio. Yo fuí el que le dije que mis hijos tenían la edad de ella ¡Por Dios! ¡¿Cómo puedo hacer una cosa así?!” expresó.

Lo cierto es que tras la conferencia de prensa y el apoyo de figuras conocidas en el país del sur, se ha centrado un debate que permitirá a otras víctimas de violación o acoso a denunciar a sus atacantes sin el temor de no ser escuchadas.

Por: Ernesto Miranda



Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *